Inicio » Buenos días en Cuarentena » AMOR es LIBERTAD…. NO DOMINIO
AMOR es LIBERTAD…. NO DOMINIO

AMOR es LIBERTAD…. NO DOMINIO

Saludo de Buenos Días del Rector Mayor n.º 640. 11 de agosto de 2016.

¡AMOR es LIBERTAD…. NO DOMINIO!

Esto sí que me parece un tema apasionante pero difícil, mis buenos amigos y amigas.
Creo que en el camino de la vida todos sabemos de que hablamos si decimos LIBERTAD o si decimos DOMINIO o POSESIÓN.

El pensamiento de la foto-imagen de hoy sugiere esto:
“DEBES AMAR DE TAL MANERA QUE LA PERSONA QUE AMAS SE SIENTA LIBRE”.

Personalmente pienso que de las experiencias más dolorosas de muchas personas es precisamente que en su vida no han sentido que las relaciones humanas de su vida, los vínculos de Amor, por ejemplo en el matrimonio, hayan sido una experiencia que les haya llevado a sentirse más libres, sino ¡tantas veces! a experimentar limitación, dependencia, control. Y no es suficiente con pensar que eso solo ocurre en el matrimonio, en las parejas… La gran tentación, ya sea en la amistad, en la familia, entre hermanos, en el matrimonio, es la tentación del DOMINIO Y POSESIÓN. Y cuanto más estrecho e íntimo es el vínculo, más fuerte el control.

La gran tarea, el gran desafío, es siempre es el de AYUDAR A CRECER, a uno mismo y a los otros, el de APRENDER A VOLAR uno mismo y sobre todo DEJAR VOLAR a los seres queridos. Es muy humano el sentimiento de la pérdida, de toda pérdida. Pero nunca este sentimiento puede impedir que dejemos que a nuestro lado las personas sientan que crecen, que están bien, que se sienten ellos mismos, que hacen camino en la vida, e incluso que crecen en Amor y Donación sintiéndose libres. Es POR ESO QUE AMAR DE VERDAD ES DESEAR LA PLENA LIBERTAD DEL SER AMADO. Y ese Amor en Libertad será retribuido sin duda con Amor.

Esto que he escrito es más bien un pensamiento para que cada uno pueda hacer su reflexión y su ‘confrontación’ personal, íntima con la propia experiencia de vida. No hay recetas. Es camino personal, único e intransferible.

Sean felices, seamos felices.
Con toda cordialidad. Ángel. R.M.

Fuente